Prehistoria y Conexiones con Otros Lenguajes

Prehistoria y Conexiones con Otros Lenguajes


Europa Occidental ha estado habitada por decenas de miles de años, pero no sabemos nada de los lenguajes que se hablaban allí antes de la introducción de la escritura en el área en el primer milenio AC. La escritura fue originada en el Medio Oriente; mas o menos en el año 500 AC había llegado a España (via el Norte de Africa) e Italia (via Grecia). Dado que una cantidad de textos escritos han sobrevivido desde este período, es más o menos desde esta fecha que podemos empezar a tener alguna idea de los lenguajes que se hablaban en el área.

La gran mayoría de los modernos lenguajes de Europa (incluyendo al Inglés, Español y Francés, por ejemplo) pertenecen todos a una sola gran familia llamada la familia Indo-Europea. Lo que esto significa es que todos estos lenguajes han descendido de un ancestro común -- esto es, todos ellos empezaron siendo nada más que dialectos regionales de un solo lenguaje. Los diversos lenguajes Indo-Europeos se han estado diseminando a través de Europa de este a oeste por miles de años. La aparición de la escritura alrededor del año 500 AC nor permite formarnos una imágen de la posición lingüística en Europa Occidental en ese momento.

Hasta donde sabemos, el primer pueblo Indo-Europeo que alcanzó Europa Occidental fueron los Celtas. En el 500 AC los lenguajes Celticos eran hablados en Austria, Suiza, el sur de Alemania, el norte de Italia, gran parte de Francia, mucho de España, Bretaña e Irlanda. Estos lenguajes habían desplazado completamente a los antiguos lenguajes que habían sido hablados previamente en las mismas áreas, y no sabemos nada acerca de estos antiguos lenguajes.

Un segundo grupo de lenguajes Indo-Europeos, al cual llamamos Itálico, fue hablado en la mayor parte de Italia; uno de estos lenguajes, el Latin, estuvo destinado más tarde a volverse el más importante lenguaje en Europa, pero en el 500 AC sólo fue el lenguaje local de la pequeña ciudad de Roma. El lenguaje más importante de Italia en ese tiempo era el Etrusco, hablado en lo que ahora es Toscania. El etrusco no fue un lenguaje Indo-Europeo y no está relacionado con ningún otro lenguaje que conozcamos. Con la difusión del poder Romano en los siglos posteriores, los Etruscos comenzaron a hablar en Latin y abandonaron su lenguaje ancestral, el cual murió, dejando atrás sólo algunos textos escritos que podemos leer solamente hasta cierto punto.

En España, la posición lingüística fue bastante complicada. Mucho del centro y norte de España fue ocupado por el pueblo Celta a quienes llamamos los Celtíberos. Estos Celtas han escrito, y nos legaron algunos textos escritos, incluyendo la famosa tableta de bronce de Botorrita, que nosotros podemos leer sólo en parte. La costa Mediterránea de España (y también una pequeña parte del sur de Francia) fue ocupada por un pueblo totalmente diferente a quienes llamamos los Iberos. Los Iberos también han escrito, y nos han legado un gran número de textos escritos en su lenguaje Ibérico. Por un largo tiempo no pudimos comprender el sentido de los mismos, pero, en la primera mirad del siglo XX, el lingüista español Manuel Gómez Moreno tuvo éxito en figurarse los valores fonéticos de los caracteres, y por lo tanto ahora podemos leer Ibérico hasta el punto de ser capaces de pronunciarlo. Sin embargo, todavía no podemos comprender en lo más mínimo el sentido de los textos, porque el Ibérico se ha convertido en un lenguaje completamente desconocido: ciertamente no es Indo-Europeo, y de hecho nosotros creemos que el Ibérico no está manifiestamente relacionado con ningún otro lenguaje conocido (incluyendo al Vasco -- ver más abajo).

En el sudoeste de España y el sur de Portugal encontramos unos pocos textos escritos en otro lenguaje desconocido más; este lenguaje es a veces llamado "Tartesiano", una etiqueta que no tiene ningún significado. La poca información que hemos sido capaces de extractar acerca de este lenguaje sugiere que tampoco estuvo relacionado con nada que conozcamos. Acerca del noroeste de España no conocemos casi nada, dado que no tenemos textos escritos significativos. Finalmente, hubo una cantidad de colonias Griegas y Púnicas a lo largo de la costa española; en las cuales por supuesto se hablaba Griego (que es Indo-Europeo) y Púnico (que no lo es; pues es una forma del lenguaje semítico Fenicio, introducido desde el Medio Oriente).

La escritura no arribó a Gaula (Francia) hasta la conquista romana de Gaula en el primer siglo AC. En sus memorias de la campaña militar, el general romano Julius Caesar nos dice que Gaula fue dividida en tres partes, ocupadas por tres pueblos diferentes. Dos de estos pueblos fueron Celtas, y hablaban lenguajes Célticos que, como comento arriba, ya habían desplazado los anteriores lenguajes de Gaula. Pero el tercero fue diferente.

La parte sudoeste de Gaula, desde los Pirineos hasta el Garonne, estuvo habitada por un pueblo que los romanos llamaron Aquitani, o Aquitanianos, y estos Aquitanianos, nos dice Caesar, eran enteramente distintos de sus vecinos Celtas.

Como resulta evidente, hay una buena evidencia de que el lenguaje Aquitaniano fue también hablado en los mismos Pirineos, al menos tan al este como el valle de Arán, en territorio en el que hoy en día se habla Catalan, incluyendo Andorra. También hay evidencia de que el Aquitaniano fue hablado al sur de los Pirineos, al menos en el este de Navarra. Nosotros suponemos que el Aquitaniano también se hablaba en al menos parte de Gipuzkoa, pero no tenemos evidencia directa de esto, dado que no han sido encontrados textos Aquitanianos allí (en efecto, difícilmente se encuentran textos de cualquier tipo de ese período en Gipuzkoa).

Los Aquitanianos no tenían escritura en el tiempo de la conquista romana, pero, luego de dicha conquista, ellos aprendieron a escribir en Latín. Tenemos un considerable número de textos en Latín escritos por quienes hablaban Aquitaniano durante el período romano, y, crucialmente, estos textos contienen un gran número de nombres Aquitanianos: cerca de 400 nombres personales y cerca de 70 nombres de divinidades, muchos de ellos encontrados en inscripciones votivas y funerarias; estas inscripciones típicamente identifican el sexo y los padres de la gente a la que se refieren, un hecho que es altamente conveniente.

Ahora viene lo principal: muchos de estos nombres Aquitanianos son inequívocamente vascos. Consecuentemente, hemos demostrado que el Aquitaniano fue una forma ancestral del Vasco: el Vasco moderno es el descendiente directo de aquel lenguaje Aquitaniano hablado en el sudoeste de Gaula y en la mayor parte de los Pirineos, con (por lo que sabemos) sólo una extensión bastante modesta en España, en el este de Navarra y probablemente Gipuzkoa. Por ende, en orígen, el Vasco fue primariamente un lenguaje de Gaula que luego se difundió al oeste y al sur de España, en el resto del moderno País Vasco. Al principio de la ocupación romana, en Bizkaia, en Araba, y en el oeste de Navarra, encontramos evidencia sólo de lenguajes Indo-Europeos: ni un solo nombre Aquitaniano se registra en esta área. Por lo tanto creemos que el Vasco debe haberse difundido en estos territorios (y mas allá) sólo más tarde, probablemente después del colapso del poder de Roma en el área (ver más abajo).

Aquí hay un ejemplo de algunos nombres personales Aquitanianos y elementos de los nombres; cuando sean relevantes, todos se encuentran exclusivamente en los nombres de individuos del sexo apropiado.

La estructura de las palabras de los nombres Aquitanianos es idéntica a la del Vasco moderno; la fonología del Aquitaniano es similar a la del Vasco y aún más similar a la independientemente reconstruida del Pre-Vasco; unos pocos de los nombres Aquitanianos están atestiguados como apellidos en el Vasco medieval; el uso de términos familiares como nombres personales está abundantemente atestiguado en los Vascos medievales. La identidad del Aquitaniano y el Vasco puede por lo tanto ser vista como establecida mas allá de una duda razonable.

Alrededor de mil años después de la conquista romana, El Vasco está sólo muy escasamente atestiguado. Más o menos en el siglo IX, sin embargo, empezamos a encontrar unas pocas palabras y frases registradas, y especialmente nombres personales y toponímicos. La cantidad de este material gradualmente se incrementa a través de la Edad Media, hasta que la publicación en Vasco comienza en el siglo XVI. El primer libro publicado en Vasco fue una colección de poemas editada por el vasco-francés Bernard Etxepare (o Detchepare, y unas seis variantes más) en 1545; el cual fue llamado Linguae Vasconum Primitiae. Varios libros más le siguieron en el siglo siguiente, y desde allí la publicación en Vasco ha sido constante.

¿Está el Vasco relacionado con algún otro lenguaje, vivo o muerto? No, no lo está -- al menos, no está que sepamos relacionado a ninguna otra cosa. Por más de un siglo entusiastas buscadores de remotas relaciones han tratado de ligar al Vasco con casi todos los lenguajes del Viejo Mundo y con algunos del Nuevo Mundo. A despecho de sus repetidas demandas de éxito, ninguna de esas demandas aprobaría ni siquiera un escrutinio informal.

Los candidatos favoritos como parientes del Vasco han sido hasta ahora los diversos grupos de lenguajes Caucásicos (que tampoco tienen parientes) y la familia Afro-Asiática (especialmente el lenguaje Bereber del Norte de Africa), pero la gente ha tratado con todo: Ibérico, Picto, Etrusco, Minoano, Sumerio, Burushaski, Niger-Congo, Khoisano, Urálico, Dravidiano, Munda, Sino-Tibetano, Austronesiano, los lenguajes Na-Dene de Norte America -- incluso Indo-Europeos. Nothing. Nada. Zero. Todos ellos siempre vienen con una lista de misceláneas resemblanzas entre algunas palabras vascas y unas pocas palabras de cualquier otro lenguaje o familia. Pero Ud. siempre puede encontrar tales misceláneas resemblanzas entre cualquier par de lenguajes, y encontrarlas cuando está buscando en el Vasco no significa nada más que las leyes de la probabilidad no se tomaron el día libre. Aparte del Aquitaniano, no hay ni la más mínima evidencia de que el Vasco esté relacionado con cualquier otro lenguaje conocido, vivo o muerto, y la gente que dice otra cosa está fantaseando. Sobre todo este asunto, vea mi próximo libro The History of Basque, que editará Routledge en Octubre o Noviembre de 1996.

Direcciones de interés


url original de esta página http://www.cogs.susx.ac.uk/users/larryt/prehistory.html
Revisada: 23 de Agosto de 1996 Copyright © 1996